martes, 18 de noviembre de 2014

Consumo responsable

¿Quién no tiene algún pequeño electrodoméstico que no utiliza en casa? Esa licuadora con la que nos prometíamos iniciar un estilo de vida más sano, esa sandwichera que duerme en el horno soñando el día en que nos acordemos de utilizarla...

¿Quién no se ha enamorado alguna vez de esa chaqueta que en casa dejó de parecer favorecedora, de ese vestido que parecía el ideal para todas las ocasiones y que luego no era tan cómodo como nos gustaría...? y ahora esas prendas cuelgan en una percha que estorba cada vez que queremos elegir lo que nos vamos a poner hoy.

¿Cuántas veces no habremos ido a la compra con ganas de esto y aquello, queso de untar, paté, jamón de york y algunos fiambres más... todo en cantidad. Lo abrimos todo, picoteamos, y al final se todo vuelve a la nevera, donde un día haciendo limpieza nos lo encontramos con una capa verdosa cubriendo su superficie?

Son algunos ejemplos que ponen de manifiesto que muchas veces, sin darnos cuenta, hacemos un consumo que no es responsable.

El concepto de Consumo Responsable va mucho más allá. No sólo se queda en la pregunta de si realmente necesitamos algo antes de adquirirlo, sino que nos invita a considerar el impacto ambiental de los productos, desde el punto de vista de su ciclo de vida, valorando sus procesos de producción, transporte, distribución, consumo y sin olvidar los residuos que deja el producto. Asimismo, nos lleva a calcular la huella ecológica de nuestro estilo de vida consumista. Y paso seguido, nos obliga a darnos cuenta de qué empresas, productos y servicios, respetan tanto el medio ambiente como los derechos humanos para decantarnos por ellas. Eso también se traduce en elegir el tipo de comercio que se desea favorecer, asegurarnos la calidad de lo comprado y evitar obsolescencias programadas. En esta línea anima a recordar lo de las cuatro R: reducir, reparar, reutilizar y reciclar; a iniciarse en las múltiples posibilidades del consumo colaborativo, de los bancos de tiempo, de las monedas sociales; a darse a la slow life (vida lenta)...

De todos estos temas, y algunos más, hablaron los asistentes a la Jornada de Consumo Responsable celebrada el pasado sábado, día 15, en Ponferrada, organizada por CAVECAL en colaboración con la Federación de Asociaciones de Vecinos del Bierzo.

Los asistentes mostraron su satisfacción por haber tenido la oportunidad de conocer muchos de los asustos abordados y por comprobar que no estaban solos en su sensibilidad ambiental y social.

Las charlas, a cargo del presidente de CAVECAL, José María Collados, y la técnico Ana Carlos, estuvieron acompañadas por un taller que ayudó a los participantes a fijarse en las etiquetas de los productos cuando hacen la compra, así como a valorar lo que se esconde detrás de los productos antes de hacer una elección de compra.

CAVECAL tiene la intención de seguir extendiendo estas experiencias por las distintas federaciones y sensibilizar a los vecinos para que hagan un consumo responsable y contagien a los demás este importante hábito que si extendemos sin duda cambiará el modelo de sociedad hacia una más justa social y ambientalmente.

Si después de leer esto, te entra el gusanillo de profundizar en estos temas sin esperar más, aquí tienes los enlaces para el documental Comprar, tirar, comprar, sobre obsolescencia programada, de TVE y noticias recientes sobre la lucha contra este problema; una web que da las claves del consumo colaborativo y muestra cömo vivir mejor con menos. Y sigue atento. Volveremos a tratar estos asuntos.

jueves, 6 de noviembre de 2014

Sólo quiero mis recetas!


- "Fallo del sistema. Otra vez". 
Los pacientes que esperan en la puerta de la consulta del médico se miran abatidos. 
- "Si yo sólo quiero las recetas", dice una mujer acompañada de otra más mayor que espera sentada y sin comprender muy bien qué está pasando. 
- "¿Pero lo mío de la baja me lo pueden hacer?", pregunta un joven con muletas.

El comentario del paciente recién salido de la consulta que abandonaba la sala desencadena un revuelo y las voces cada vez son más altas. La doctora sale a templar los ánimos. Seguirá atendiendo a todo el mundo, pero no podrá hacer las recetas ni otras gestiones. Se compromete a que si vuelve el sistema hará las recetas que necesita sin falta la señora más mayor y las podrán recoger a última hora. Más no puede hacer.

Es el panorama de cualquier centro de Atención Primaria de Castilla y León en más ocasiones de las que sería deseable, especialmente a partir de las 11 de la mañana, cuando se producen más fallos y hay más pacientes. La mayoría de ellos no ponen reclamación alguna a pesar del trastorno. Simplemente se van a casa y esperan tener más suerte otra vez. Algunos se quejan en su asociación de vecinos. En dos años han sido más de 5.000 los que han optado por esa vía.

Parodiando a Forrest Gump, podríamos decir que para los médicos encender el ordenador por las mañanas es como una caja de sorpresas, nunca saben lo que les va a salir. La Confederación Estatal de Sindicatos Médicos (CESM) de Castilla y León entiende que los fallos detectados en el programa informático de Atención Primaria Medora de Sacyl están perjudicando seriamente la calidad de la asistencia en las consultas de pacientes. A veces el problema es cosa de un rato, otras de toda la mañana. A veces sólo va lento. Otras el sistema se bloquea del todo... pero el problema es que cuando pasa, no es en una consulta sólo... es que pasa en toda la región. Y a los profesionales también les afecta.

El sistema informático Medora se ha implantado con el objetivo de mejorar la calidad asistencial, para que los médicos tengan mejor acceso a toda la información sobre el paciente, para agilizar los trámites. Y todo eso es lo que pedimos los vecinos. Pero la realidad es que hay fallos y que a pesar de las mejoras que se van ejecutando estos no se terminan de solucionar.

La prensa no deja de registrar esta situación. Hay informaciones de distintas fechas. Y opiniones. De distintas provincias. Muy recientes. Las últimas sobre todo por el visado de recetas.

Por eso ayer CAVECAL ofrecio una fueda de prensa en Valladolid para explicar este problema porque se está prolongando demasiado en el tiempo.


Asimimismo, la Confederación ha solicitado una reunión con el consejero de Sanidad, Antonio María Sáez Aguado, para que les explique las causas de este problema y exigirle que se solucione. Además, va a llevar a cabo una campaña informativa en los centros de salud para informar a los pacientes y animarles a poner reclamaciones formales y a seguir contando con CAVECAL para que pueda hacer seguimiento. 

Los medios se han hecho eco de estas acciones. Algunos ejemplos:


Y TVE Castilla y León
 

 
 
 Esperamos poder contar pronto las respuestas y soluciones a los fallos de Medora.




 

jueves, 30 de octubre de 2014

DESIGUALDAD



Hay semanas que comienzan desgarrando el alma. En Salamanca el domingo por la tarde apareció muerto en un cajero automático un hombre sin hogar. Mientras las noticias hablaban de derroches con tarjetas negras, la realidad nos mostraba la otra cara de los cajeros.

Unos tanto y otros tan poco. Eso escandaliza, indigna, apena. En esta misma línea, esta semana hemos podido saber, gracias a Oxfam, que las desigualdades en este planeta no han dejado de crecer. Entre otros escalofriantes datos, el informe de esta organización aporta cifras de aquí.  Los 20 más ricos de España tienen tanto dinero como los 14 millones más pobres. Resulta espeluznante tratar de visualizarlo. Unos luchando (o ya rindiéndose) para intentar salir adelante, para comer, para cuidar a la familia, para cubrir los gastos de los niños, para llegar a fin de mes. Y otros con todo lo que se puede soñar y seguramente con codicia a la caza de más. En el enlace anterior de la noticia publicada por La Ser se puede leer: "en el último año las 20 personas más ricas de nuestro país incrementaron su fortuna en 15.450 millones de dólares, más de 1.760.000 dólares por hora, y poseen hoy tanto como el 30 por ciento más pobre de la población (casi 14 millones de personas)", según la misma fuente. "En la escala más alta, el 1 por ciento de los más ricos de España tienen tanto como el 70 por ciento de los ciudadanos y tan sólo 3 individuos acumulan una riqueza que duplica con creces la del 20 por ciento más pobre de la población. En su conjunto, las 20 mayores fortunas de España alcanzaron en marzo de este año una riqueza de 115.400 millones de dólares". Así las cosas, este es uno de los casos en los que España está en primera línea en la Unión Europea: Somos el segundo país en desigualdad. Triste mérito. ¿La salida? Medidas más redistributivas de la riqueza, algo que a los que tiene la sartén por el mango no les apetece.

Mientras, los más vulnerables, los niños, son los más perjudicados. Así lo ha hecho saber Unicef . Según publica El País, Presupuestos Generales de 2015.
  Save the Children, también recuerda que el gasto público dedicado a las familias con hijos es “muy inferior” a la media europea: un 1,4 por ciento del PIB frente al 2,3 por ciento en la eurozona. Por eso, la ONG ha pedido al Gobierno que aumente ese porcentaje al 2 por ciento del PIB. En este área de la pobreza infantil también somos punteros en lo negativo. Somos el tercer país rico con mayor pobreza infantil y desde el inicio de la crisis 800.000 niños más viven en España bajo el umbral de la pobreza.

Pero no queremos quedarnos con esta sensación que incita a hacer las maletas para salir del planeta. Volviendo al tema inicial, al hombre fallecido en Salamanca, se llamaba Enrique. Mucha gente del barrio que le conocía quiso rendirle homenaje y lamentar que pasen cosas tan injustas, que no se ayude a los más desfavorecidos en un mundo de desigualdades inmorales. Muchas de las personas que acudieron tenían buen trato con Enrique, le habían ayudado en algún momento, habían recibido sus buenas palabras y ayuda en otras. Entre nosotros sigue habiendo más gente con corazón. Hay que seguir luchando, pero queda esperanza.

jueves, 23 de octubre de 2014

Las cosas de la caja tonta


No es que haya mucho que ver, no es que no haya mejores formas en las que utilizar nuestro tiempo, pero al final todos queremos poder ver la tele. Y desde que empezó la era digital, nos vemos como en el día de la marmota, haciendo cambios y cambios, resintonizando antenas, para poder seguir la oferta de programas de la caja tonta.
Ahora toca otra vez... Si dependemos de una antena colectiva y nuestra comunidad no lleva a cabo la pertinente nueva adaptación antes del 31 de diciembre, perderemos algunos canales. Los primeros a resintonizar, desde este próximo domingo, son los canales que emiten en HD.
Para que no cunda el pánico y nos quedemos con ganas de ver los nuevos capítulos de nuestra serie favorita, lo más importante es pedirle al administrador o presidente de la comunidad de propietarios que contacte con empresas instaladoras que puedan acometer la adaptación para que nos hagan un presupuesto para poder elegir con criterio. Estos presupuestos deben incluir el tipo de sistema que tiene la comunidad, la propuesta de adaptación para el nuevo cambio que se avecina y (para que no haya sorpresas de última hora) las posibles reparaciones que puedan ser necesarias por el estado de los cables o equipos de la comunidad.
El Gobierno ofrecerá subvenciones para estas labores (no vaya a ser que nos aburramos y nos dé por ser más participativos y reivindicativos) y por ello es importante pedirle a la empresa que elijamos para la adaptación que ajuste el precio a estas ayudas, así como que se encargue de entregar la documentación que se precise para solicitarlas a la comunidad de propietarios sin costes adicionales.
Desde medios de comunicación y distintos colectivos se han elaborado diversas listas de consejos para resintonizar la tele y que no nos tomen el pelo. Aquí podéis ver algunos, noticias de los últimos días y comentarios de asociaciones de consumidores al respecto.
Esperemos que a río revuelto no sea ganancia de pescadores y que las empresas instaladoras no quieran aprovecharse de que hay poco tiempo para las adaptaciones subiendo los precios, ni que los intrusos se hagan pasar por profesionales para hacer unos trabajos para los que no estén cualificados.

Sobre los contenidos de la tele y la manipulación informativa hablamos otro día, que da para unos cuantos post.

viernes, 3 de octubre de 2014

LUCES Y SOMBRAS DE OTOÑO



¡Un 11% más en el precio de la luz en el tercer trimestre! Esto anuncian estos días los titulares de la prensa. Esta crisis cronificada en la que nos mantenemos, sumada a estas constantes subidas de precios hace que las familias cada vez lo tengan más difícil para pagar las facturas. Y no sólo las de la luz, sino las del agua y el gas... 

Así las cosas, no es de extrañar que Cáritas denuncie que la pobreza en España cada vez "es más intensa y más crónica". Al final los vecinos nos refugiamos en la familia y los amigos para seguir adelante e ir tirando hasta que la cuerda aguante.

Por eso, la labor que se hace desde las Asociaciones y Federaciones de Asociaciones de Vecinos de Castilla y León es muy importante. En muchos casos tenemos programas que ayudan a personas en situaciones complicadas y siempre trabajamos para mejorar la calidad de vida de los ciudadanos, así como la defensa de su bienestar social. Nos acompañamos, nos echamos una mano y nos animamos. Creamos conciencia de barrio para que no nos sintamos solos y desubicados ante este panorama. Buscamos alternativas.

Para los que tengáis escolares en casa, os recordamos que la próxima semana termina el plazo para solicitar la ayuda para la adquisición de libros de texto convocada por la Junta de Castilla y León. Aquí tenéis el enlace para poder formalizarla, y os recordamos que este año es necesario adjuntar la factura de los libros (el material escolar no) y que esta factura tiene que estar emitida a nombre del progenitor que solicite la ayuda. Entendemos que los libros de texto deberían ser gratuitos en la educación obligatoria, pero de momento es lo que hay. ¡Habrá que pelearlo!


Llegó octubre. Es como la confirmación de la rutina. Los horarios laborales se asientan, los niños, cogido el ritmo de las clases, empiezan con controles, trabajos, extraescolares (has visto que actividades tan interesantes ofrecen también para ellos las asociaciones de vecinos). El verano ha terminado oficialmente y se notan cada vez más horas de oscuridad... Pero es época de setas y castañas, de paisajes amarillos, tostados y de mil tonalidades. De paseos que terminan con un chocolate caliente y de sacar la manta para el sofá.

Bienvenidos al otoño.